Un patrón establecido de tergiversación

Aquellos que se hacen llamar a sí mismos "Concerned Brothers" (CBs) ["hermanos preocupados"], demuestran poca preocupación de citar justa y correctamente a quienes critican o de cuyas palabras tuercen para otorgar a sus disputas una apariencia de credibilidad. Esto es más que suficiente para que los santos en el recobro del Señor rechacen los escritos de los CBs por ser obras de tinieblas que son indignas de su consideración. Los artículos en éste libro ponen de manifiesto cómo los CBs han manufacturado significados en las palabras de los colaboradores a través de distorsionar el contexto y mentir de manera descarada:

Estos son sólo algunos ejemplos de las tergiversaciones de las palabras de nuestros hermanos por parte de los disidentes en sus declaraciones públicas. Existen otras más. Esta lista puede aumentar a la medida en que más tergiversaciones salen a la luz y que el tiempo permita se documenten de manera adecuada.

En los años ochenta, el doctor J. Gordon Melton hizo notar que el autor de un libro que atacaba el ministerio de Witness Lee había "casi consistentemente tomado declaraciones, usualmente frases separadas de en medio de párrafos, fuera de contexto y hacer que parecieran decir cosas de las cuales ni siquiera se estaba hablando". Es inquietante ver a hermanos que han estado entre nosotros emplear esos mismos métodos para atacar a los colaboradores y para fabricarse un respaldo a partir del ministerio de Watchman Nee y Witness Lee para lo que de hecho son desviaciones de su enseñanza y modelo.

En los tiempos cuando muchos se estaban desviando de la enseñanza del apóstol, Pablo le advirtió a su joven colaborador, Timoteo, acerca de aquellos que tienen disputas acerca de palabras y padecen la enfermedad de cuestiones:

1 Ti. 6:4 – Está 1cegado por el orgullo, nada sabe, y 2padece la 2enfermedad de cuestiones y disputas acerca de palabras, de las cuales nacen envidias, contiendas, calumnias, malas sospechas.

Nota 6:41– Véase la nota 6 2 del cáp. 3. Las enseñanzas que difieren de las sanas palabras del Señor siempre resultan del orgullo y del engreimiento del hombre, los cuales lo ciegan.

[Nota 2 de 1 Ti. 3:6 dice – Lit., nublado con humo. Aquí el orgullo se compara con el humo que nubla la mente, cegándola y embotándola por una exagerada autoestima .]

Nota 6:42– Cuestionar y contender acerca de palabras es una enfermedad. Aquí enfermedad está en contraste con sanas del v. 3.

2 Ti. 2:14 – Recuérdales esto, encargándoles solemnemente delante de Dios que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que 1lleva a la ruina a los oyentes.

Nota 2:141– O, trastorna. Lit., lleva a la catástrofe .

1 Co. 11:16 – Con todo eso, si alguno quiere ser 1contencioso, nosotros no tenemos 1tal costumbre, ni las 2iglesias de Dios.

Nota 11:161– La costumbre de tener contiendas, disputas y debates. Ni los apóstoles ni las iglesias toleraban ninguna disputa con respecto a la enseñanza de los apóstoles.

Nota 11:162– Aquí iglesias, en plural, indica que todas las iglesias locales son independientes una de otra, y que sin embargo todas actúan de la misma manera en cuanto a la enseñanza de los apóstoles.

2 Ti. 2:23 – Pero desecha las cuestiones 1necias y las nacidas de una mente indocta, sabiendo que engendran contiendas.

Nota 2:231– O, tontas .

Tit. 3:9 - Pero 1evita las cuestiones necias, y genealogías, y contiendas, y disputas acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.

Nota 3:91– Las cosas positivas recalcadas en los vs. 4-8 deben ser afirmadas sólida y consistentemente: Dios nuestro Salvador, Jesucristo nuestro Salvador, el Espíritu Santo, la bondad, el amor, la misericordia, la gracia y la vida eterna de Dios, junto con Sus hechos de justificación, salvación, lavamiento, regeneración y renovación. Todo esto es el Dios Triuno junto con Sus atributos y virtudes, además de Sus acciones divinas en Su salvación eterna; todo esto está relacionado con la vida, que pertenece al árbol de vida (Gn. 2:9) y produce herederos, los cuales recibirán todo lo que Dios es para ellos. Las cosas negativas tratadas en los vs. 9-11 deben evitarse: cuestiones necias, genealogías, peleas, discusiones acerca de la ley, y hombres tendenciosos y dogmáticos; ellas están relacionadas con el conocimiento (el cual imparte muerte), pertenecen al árbol del conocimiento y matan a sus víctimas. Lo relacionado con la vida, lo cual pertenece al árbol de la vida, debe recalcarse, mientras que los asuntos del conocimiento, que pertenecen al árbol del conocimiento, deben evitarse .

Estas palabras son sobrias advertencias que se aplican a la situación presente en el recobro del Señor. Todos nosotros debemos hacer caso de las palabras de sabiduría escritas en Proverbios:

Pr. 6:14 – Perversidades hay en su corazón; / anda pensando el mal en todo tiempo; / siembra las discordias.

Pr. 6:16-19 – [16] Seis cosas aborrece Jehová, / Y aun siete abomina su alma: / [17] Los ojos altivos, la lengua mentirosa, / Las manos derramadoras de sangre inocente, / [18] El corazón que maquina pensamientos inicuos, / Los pies presurosos para correr al mal, / [19] El testigo falso que habla mentiras, / Y el que siembra discordia entre hermanos.

Pr. 12:22 – Los labios mentirosos son abominación a Jehová; / Pero los que hacen verdad son su contentamiento.

Pr. 13:10 – Ciertamente la soberbia concebirá contienda; / Mas con los avisados está la sabiduría.

Pr. 16:28 – El hombre perverso levanta contienda, / Y el chismoso aparta a los mejores amigos.

Pr. 26:21 – El carbón para brasas, y la leña para el fuego; / Y el hombre rencilloso para encender contienda.