¿Ha cambiado la verdad
o han cambiado algunos de los ancianos
en el área metropolitana de Toronto?

Introducción

...[R]ecibir a una persona que ha causado problemas en el recobro y que todavía los causa, involucra al Cuerpo grandemente. Si nos comportamos apropiadamente, estamos bien en el Cuerpo. Pero si hacemos algo que el Nuevo Testamento condena, el Cuerpo tiene derecho de decir algo. Sin duda, el Cuerpo revisará con una iglesia local si existe alguno entre ellos que sea causante de división y que no haya sido disciplinado aún. Si ellos no disciplinan a tal persona, están mal y están ofendiendo el Cuerpo. (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, pág. 31, basado en el hablar de Witness Lee en una reunión con los ancianos de las iglesias en Canadá el 14 de agosto de 1993)

 

Recientemente, en un mensaje electrónico anónimo, han tratado de hacer unas comparaciones entre los eventos que se llevaron a cabo en la iglesia en Vancouver al inicio de los años 90 y los eventos que se han presentado actualmente en la iglesia en Toronto. Aunque existen muchas situaciones paralelas, el autor de ese correo electrónico no tiene los hechos claros. Ese correo electrónico acusa a "los hermanos próximos a compenetrarse" de maltratar en cierta forma a los que toman la delantera en Vancouver. Pero pasa por alto el hecho de que los hermanos que más criticaban las acciones de los que antes tomaban la delantera en Vancouver no eran los colaboradores actuales ("los hermanos próximos a compenetrarse"1), sino los ancianos y los colaboradores de las iglesias del área metropolitana de Toronto.2 Allí estaba incluido Nigel Tomes y otros críticos estridentes de los colaboradores y de la reciente cuarentena impuesta a Titus Chu. El autor(es) del correo electrónico anónimo no conoce o simplemente ignoró la gran cantidad de cartas3 enviadas por los hermanos del área metropolitana de Toronto, a los ancianos de la iglesia en Vancouver. Algunos de los hermanos que firmaron estas cartas son los mismos que actualmente están rechazando la cuarentena de Titus Chu.

Estas cartas demuestran que ocurrió un cambio asombroso en la posición asumida por los autores de esas primeras cartas y la posición que algunos de ellos4 están asumiendo hoy día. En esta serie de artículos, examinaremos la correspondencia entre los hermanos del área metropolitana de Toronto y aquellos de la iglesia en Vancouver. Las cartas a las cuales hacemos referencia en estos artículos pueden verse en la siguiente dirección: http://www.afaithfulword.org/spanish/articles/TorontoCorrList.html. Los animamos a que las lean cuidadosamente. Ustedes reconocerán a muchos de los que firman en esas primeras cartas, como ancianos que están o estaban en la iglesia en Toronto. Lo que sí van a encontrar imposible de reconciliar, es la posición actual asumida por algunos de los ancianos de Toronto, comparada con la fuerte posición que asumieron en 1992 y 1993 en contra de las actividades divisivas y el caso que ellos elaboraron para honrar el sentir de otras iglesias del Cuerpo, respecto a la cuarentena de un hermano divisivo. Actualmente su posición pública ha variado en ciento ochenta grados, comparada con la que asumieron en aquel entonces. Entonces preguntamos: ¿Ha cambiado la verdad o han cambiado ellos? ¿Se equivocaron cuando trataron con el asunto de Vancouver en ese entonces, o están errando el blanco actualmente?

La serie siguiente de artículos trata con los asuntos levantados en esta correspondencia:


Notas:

1Esta expresión no es usada por los colaboradores, sino que es utilizada en el correo electrónico anónimo de los disidentes.

2 Los santos empezaron a reunirse como la iglesia en Toronto en los años sesenta. En ese momento, un número determinado de municipios se agruparon en un gobierno regional federal conocido como el área metropolitana de Toronto. En 1967, un cierto número de municipios fueron agrupados en una configuración de seis ciudades que incluyó a la ciudad de Toronto, North York y Scarborough, entre otros. El local de reuniones de los santos estaba en North York, pero la iglesia en 1974 obtuvo una personería jurídica como la iglesia de los de Toronto. Posteriormente, los santos empezaron a reunirse como la iglesia en Toronto y la iglesia en Scarborough. En 1998 el gobierno de la provincia consolidó estas seis ciudades como la Ciudad de Toronto. Basadas en esa decisión, las tres iglesias llegaron a ser la iglesia en Toronto, con tres locales de reunión que correspondían a los locales de las tres iglesias. La correspondencia a la cual nos referimos en estos artículos ocurrió cuando todavía existían las tres iglesias. Puesto que las tres iglesias actuaban concertadamente, nos referimos colectivamente a los hermanos que firmaron las cartas, como los hermanos del área metropolitana de Toronto.

3La mayor parte de las cartas que se analizan en estos artículos fueron recopiladas en un solo paquete que se distribuyó a todas las iglesias en Canadá por los hermanos del área metropolitana de Toronto en febrero 5 de 1993.

4 No todos los que firmaron las cartas en 1992 y 1993 han apoyado la decisión que algunos de los ancianos de Toronto han tomado al rechazar la cuarentena impuesta a Titus Chu y a algunos de sus colaboradores.