Saltar a la siguiente sección de éste atículo:

Correcciones a las declaraciones hechas
por los ancianos de Toronto y Nigel Tomes

Teníamos la intención de escribir solo tres artículos respecto a las desviaciones de algunos de los ancianos de Toronto, acerca de la comprensión que tenían del aspecto práctico de la vida del Cuerpo, en su correspondencia con los que tomaban delantera en Vancouver a inicios de los años noventa. No obstante, debido a las respuestas que han colocado en la página Web de la iglesia en Toronto, sentimos que debemos clarificar unos pocos puntos. En su página Web ellos han colocado anuncios breves y más respuestas detalladas escritas por Nigel Tomes. Puesto que hay unas omisiones considerables y ambos han sido colocados en representación de los ancianos de Toronto (lo cual es una falsedad1), haremos referencia a las inexactitudes en ambos.

  1. El título del artículo de Nigel, "La disciplina impuesta por Toronto al hermano "X" vs. la cuarentena de Titus: una respuesta al intento de LSM para desacreditar al ancianato de Toronto", es muy engañoso. No fue Living Stream Ministry quien puso en cuarentena a Titus. La decisión de ponerlo en cuarentena fue el resultado de mucha comunión y oración durante meses y años por parte de los colaboradores, quienes se preocupan por la obra y las iglesias alrededor del globo. Adicionalmente, el artículo colocado en la página Web de DCP (Proyecto de Defensa y Confirmación) no    fue   escrito por LSM, ni tampoco la página www.afaithfulword.org/spanish/ ha sido patrocinada por LSM, como Nigel afirma. Nigel ha hecho de LSM el blanco consistente de sus ataques, por medio de distorsionar burdamente su función.
  2. Las afirmaciones que representan a los ancianos de la iglesia en Toronto y el segundo artículo de Nigel Tomes reclaman que los autores del artículo en nuestra página Web son anónimos. Esto también es falso. La página www.afaithfulword.org/spanish/ claramente especifica: "Los artículos en este sitio son autoría de Bill Buntain con Dan Sady e pessoal, a menos que se indique lo contrario". Nigel (quien es uno de los ancianos de Toronto) sabe esto, porque él se refiere a nosotros como los autores de los artículos en el sitio Web, en por lo menos siete de sus propios artículos. De hecho, a pesar de que está equivocado, la posición de Nigel parece hipócrita puesto que nunca ha expresado la más mínima preocupación acerca de los numerosos artículos anónimos que han sido colocados en una página Web que opera anónimamente, y a donde él ha enviado sus propios artículos disidentes para que los publiquen.
  3. El segundo artículo escrito por Nigel Tomes nos culpa de basar nuestros artículos en "correspondencia privada entre los ancianos de las iglesias en Vancouver y Toronto", y dice, "varias de estas cartas estaban claramente marcadas como ‘confidenciales’". Realmente fueron los hermanos del área metropolitana de Toronto quienes hicieron públicas estas cartas en 1993. En una carta dirigida a todas las iglesias en Canadá, el 5 de febrero de 19932), los hermanos que representar a las iglesias en el área metropolitana de Toronto publicaron estas cartas que alguna vez fueron "confidenciales":

    Puesto que los ancianos en Vancouver han aplazado la comunión respecto a estos asuntos tan importantes que se relacionan con la verdad de nuestra posición en el recobro del Señor, creemos que ayudaría mucho a todos los que toman la delantera en Canadá, tener una copia de toda la correspondencia entre el área metropolitana de Toronto y Vancouver, desde abril de 1992.

    Esto fue claramente mencionado en la introducción de esta serie de artículos, donde dijimos:

    La mayor parte de las cartas que se analizan en estos artículos fueron recopiladas en un solo paquete que se distribuyó a todas las iglesias en Canadá por los hermanos del área metropolitana de Toronto el 5 de febrero de 1993.

    Más aún, creemos que hemos sido cuidadosos con cualquier problema de confidencialidad, al esconder los nombres del hermano "X" y los otros que fueron disciplinados por la iglesia.

  4. Nigel Tomes dice:

    Los escritores de LSM [de nuevo una falsa designación] hacen un reclamo (no comprobado) respecto a que "los hermanos que más han hablado para criticar las acciones de los que tomaban la delantera en Vancouver fueron… los ancianos y colaboradores de las iglesias en el área metropolitana de Toronto". Ellos basan esta afirmación en la correspondencia entre los ancianos de Toronto y los que tomaban la delantera en Vancouver. Sin embargo, la meta de esa correspondencia no era criticar a Vancouver, sino resolver los "efectos de propagación" de las acciones de un hermano de Toronto en esa localidad.

    Los hechos sobre los cuales se hace el reclamo "no comprobado" son los siguientes: Existen veintiún cartas que los hermanos que toman la delantera en Toronto enviaron o recibieron. No existe ninguna evidencia de que alguna otra iglesia haya tenido tal volumen de correspondencia con Vancouver durante ese período de tiempo. Estamos de acuerdo en que "la meta de esa correspondencia no era criticar a Vancouver", y nosotros no criticamos a los ancianos de Toronto por lo que escribieron a los que tomaban delantera en Vancouver. Pero como lo comprueba la cadena de correspondencia, los hermanos del área metropolitana de Toronto fueron incrementando sus fuertes críticas en contra de las acciones de Vancouver, por ignorar la cuarentena impuesta por el Cuerpo a los miembros divisivos.

  5. La afirmación de los ancianos de Toronto y el artículo de Nigel argumentan que la cuarentena era impropia debido a que fue anunciada por los colaboradores. Ellos hacen un reclamo que no es bíblico, que sólo los ancianos de una iglesia local pueden poner en cuarentena a alguien. En este respecto, ellos han cambiado de plano su posición, comparada con la que tenían al inicio de los años noventa. La cuarentena impuesta a Joseph Fung y a tres hermanos más fue hablada primero por el hermano Lee en una reunión con los ancianos, después del entrenamiento de invierno de 1989 (The Fermentation of the Present Rebellion, pág. 7). En aquella reunión el hermano Lee siguió el ejemplo de Pablo en el Nuevo Testamento, para dar una advertencia. En sus epístolas Pablo exhortó a los santos en Roma para que pusieran en cuarentena a ciertos que causaban divisiones (Ro. 16:17), y encargó a su colaborador Tito para que desechara al hombre que causaba disensiones (Tito 3:10). La advertencia del hermano Lee fue posteriormente confirmada mediante cartas de muchas iglesias .

    En el libro The Fermentation of the Present Rebellion, mencioné solo cuatro nombres de algunos que debían ser puestos en cuarentena. Las iglesias en California, el oeste de Malasia, y Taiwán también enviaron una carta abierta para ponerlos en cuarentena. En este asunto, estamos tocando una gran verdad, la verdad del Cuerpo. ¿Será que honramos el Cuerpo? Las iglesias en California, en el oeste de Malasia, y en Taiwán son partes del Cuerpo. ¿No deberíamos honrarlas y respetar su sentir? Pero algunos no estaban claros ni tenían la fortaleza para mantener la verdad y para guardar el sentir del Cuerpo, el cual incluye a todas las iglesias. (The Problems Causing the Turmoils in the Church, págs. 18-19, del hablar de Witness Lee en una reunión con los ancianos de las iglesias en Canadá el 14 de agosto de 1993)

    Cuando el hermano Lee dijo que cuatro hermanos debían ser puestos en cuarentena, él hablaba como un colaborador. Él no era un anciano de ninguna iglesia. Su afirmación provino como resultado de su comunión con muchos colaboradores, respecto a los problemas que estaban causando estos cuatro hermanos en las iglesias. Las cartas de confirmación de las iglesias en California, el oeste de Malasia, y Taiwán fueron escritas en los meses siguientes. Por tanto, en su revisión posterior acerca de la historia de esta cuarentena que se llevó a cabo con los que tomaban la delantera en Canadá, él dijo:

    Tanto el ministerio como varias iglesias en el recobro tomaron la decisión de poner en cuarentena a algunos divisivos. (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, pág. 29)

    La secuencia para poner en cuarentena a esos cuatro hermanos coincide exactamente con lo que se hizo para poner en cuarentena a Titus Chu y a otros: primero hablaron los hermanos que representan el ministerio y la obra en el recobro del Señor, como una advertencia y una exhortación, y posteriormente esto fue confirmado por las iglesias. Las iglesias en el área metropolitana de Toronto no objetaron la cuarentena impuesta a los divisivos en 1990, sino que más bien la apoyaron. Por tanto, la posición de los ancianos de Toronto referente a quién debe ejercer la cuarentena ha cambiado claramente.

  6. El artículo de Nigel asevera consistentemente la autonomía de la administración local en el ejercicio de la cuarentena. Por ejemplo, él dice:

    La determinación de si un hermano debe ser puesto en cuarentena es jurisdicción de los ancianos de la iglesia local en la cual son sobreveedores.

    Como una iglesia local genuina, los ancianos en Toronto se reservan el derecho de llegar a su propio juicio acerca de estas cosas (con la debida consideración del punto de vista de otras iglesias).

    Los ancianos deciden qué ministerios son beneficiosos para la iglesia local, en su capacidad de sobreveedores.

    La clara posición actual de los ancianos de Toronto es que una iglesia local no necesita respetar la cuarentena impuesta a los miembros divisivos, por otras iglesias o por los colaboradores que toman la delantera, puesto que la cuarentena es un asunto puramente local y que cada iglesia local puede recibir a cualquiera, sin importar el daño que estos puedan haber causado en otro lado. Esto está en absoluto contraste con lo que dicen las siguientes afirmaciones en las cartas escritas por los que tomaban la delantera en el área metropolitana de Toronto en los años noventa, a los que tomaban la delantera en Vancouver:

    Hermanos, ¿cuál es su visión del Cuerpo de Cristo? Puesto que estamos en un solo Cuerpo, ¿el daño que se causa en otras localidades, no es un daño para ustedes también? (carta de los hermanos del área metropolitana de Toronto a los que tomaban delantera en Vancouver el 13 de agosto de 1992).

    Es basado en su [el hermano Nee] comprensión de las Escrituras y en la práctica establecida en el recobro del Señor desde el tiempo del hermano Nee, que les escribimos para informarles acerca de nuestra decisión de disciplinar a cierto hermano y les solicitamos que dicho hermano no fuese recibido en la comunión de las iglesias en las cuales ustedes son sobreveedores. (carta de los ancianos y colaboradores en North York, Toronto, y Scarborough a los ancianos de las iglesias el 14 de diciembre de 1992)

    Es una clara comunión del hermano Watchman Nee referente al asunto de tratar con la división en una iglesia local y la manera en que las demás iglesias locales deben cooperar con tal decisión en el principio del "Un Cuerpo". (carta de los ancianos y los colaboradores en North York, Toronto, y Scarborough a los que tomaban la delantera en Vancouver, el 18 de diciembre 1992)

    ¡Hablando francamente, ustedes tres hermanos [en Vancouver] han causado una ofensa muy seria en contra del Cuerpo! Debido a su hábito de recibir a los hermanos que han sido disciplinados por el Cuerpo, por ejemplo el hermano "X" y Joseph Fung, están ofendiendo a las iglesias locales y por lo tanto dañando la unidad del Cuerpo de Cristo. (carta de los ancianos y los colaboradores de North York, Toronto, y Scarborough a los que tomaban la delantera en Vancouver, el 18 de diciembre de 1992)

    Los que tomaban la delantera en Vancouver sintieron claramente que el ministerio de aquellos que habían sido puestos en cuarentena por Toronto y aquellos puestos en cuarentena mediante la comunión del hermano Lee y la afirmación de las iglesias en California, Malasia y Taiwán, era beneficioso para la iglesia en Vancouver.

    Sin embargo, los hermanos del área metropolitana de Toronto vieron el recibimiento de estos hermanos por parte de Vancouver, como una violación al principio de "Un Cuerpo", como una ofensa para Cuerpo, y como un daño para la unidad del Cuerpo.

    Más aún, la posición actual de los ancianos de Toronto es diametralmente opuesta a la comunión que el hermano Lee dio en el entrenamiento de ancianos en los años ochenta:

    Si ustedes excluyen a alguno de la iglesia local, lo excluyen del Cuerpo. Si ustedes no reciben a alguno en su iglesia local, no lo reciben en el Cuerpo. Este aspecto está por encima de las regiones y también por encima de las iglesias. Es un asunto del Cuerpo y no simplemente un asunto local. (Entrenamiento para ancianos, libro 4: Otros asuntos cruciales respecto a la práctica del recobro del Señor, pág. 37)

    La comunión del hermano Lee con los que tomaban la delantera en las iglesias en Canadá en 1993, una comunión en la cual participaron los hermanos del área metropolitana de Toronto, confirmó este punto. Después de esa comunión todos los que tomaban la delantera en el área metropolitana de Toronto, incluyendo a Nigel Tomes, se unieron a las demás iglesias en Canadá para sacar un comunicado conjunto en el cual criticaron agudamente a los que tomaban la delantera en Vancouver, por rechazar la disciplina ejercida sobre los hermanos divisivos por otras iglesias.

  7. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel, acusan al resto del recobro del Señor de adherirse al concepto de "una compañía global centralizada de colaboradores con una administración co-ordinada (‘ancianos globales’) sobre todas las iglesias locales". Esta falsa acusación fue respondida cuidadosamente en el artículo titulado "Respecto a las regiones de la obra y las compañías de obreros" en www.afaithfulword.org.
  8. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel, se dice que nuestro artículo titulado: "¿Ha cambiado la verdad o han cambiado los ancianos del área metropolitana de Toronto?—Parte 1" tiene la intención de aplicar retroactivamente el principio de la "una sola obra de publicación" a los años noventa. En realidad, el hermano Nee había presentado la necesidad de restringirnos a una sola obra de publicación desde 1986 en (Entrenamiento para ancianos, libro 8: El pulso vital del mover presente del Señor, págs. 161-165), y dicho principio ya venía siendo practicado por aquellos que toman la delantera en el ministerio en el recobro del Señor. Sin embargo, nuestra intención no era aplicar "el principio de una publicación" (como Nigel lo llama) a la obra de publicación del hermano "X"; era para hacer notar la inconsistencia en la posición de los actuales ancianos de Toronto. En 1992 ellos reconocieron que una obra separada de publicación, que criticaba el liderazgo y el ministerio, estaba dañando la unidad de la iglesia local. No obstante, hoy día ellos defienden una obra separada de publicación que critica el liderazgo y el ministerio en el recobro del Señor y que ha dañado a muchos santos e iglesias. Ya sea que uno acepte o no el "principio de una publicación", el hecho es que la obra específica de publicación de Titus Chu y su obra en general, han producido contiendas y división entre las iglesias en el recobro del Señor.
  9. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel está implícito que la cuarentena impuesta a Titus Chu se basó únicamente en que él se rehusó a restringirse a una sola obra de publicación. Esto no es verdad. La insistencia de Titus de llevar a cabo una obra separada de publicación para diseminar sus propias enseñanzas, fue sólo uno de los factores en la decisión de ponerlo en cuarentena. Era sólo uno de los síntomas en su persistencia por llevar a cabo una obra divisiva, sin importarle el daño que estaba causando entre las iglesias.
  10. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel reclaman que la evidencia presentada en Whistler no justificaba el "veredicto" de cuarentena y justifican su rechazo a la afirmación de los colaboradores sobre esa base. Este reclamo desfigura la naturaleza de la comunión dada por los colaboradores en Whistler. Asume que la meta de Whistler era presentar un "caso" según la norma de una corte legal. No fue así. Era para informar a los ancianos de las iglesias representadas en Whistler acerca de la decisión a la que se había llegado, mediante la comunión en oración de los colaboradores y proveer un esquema general de algunos de los factores en los que se basó la decisión. La imposición de un paradigma legal con el requisito de presentar una evidencia, es sencillamente una estratagema de los partidarios de Titus para rechazar la comunión de los colaboradores.
  11. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel, reclaman que la iglesia allí llevó a cabo su propia investigación acerca de los hechos que están detrás de la cuarentena, en la carta de advertencia. Existen varios problemas con este reclamo. La cuarentena se basó en los numerosos reportes de los problemas que habían sido causados por el ministerio de Titus Chu en toda la tierra. ¿Será que los ancianos de Toronto pretenden decir en verdad que ellos investigaron estos reportes? Por ejemplo, será que hablaron:
    1. ¿Con los sesenta y tres colaboradores y ancianos que firmaron la carta de advertencia, para clarificar todos los aspectos detrás de la cuarentena de Titus Chu?
    2. ¿Con los colaboradores de Taiwán, quienes reportaron que la obra de Titus Chu allá había resultado en divisiones?
    3. ¿Con alguno de los colaboradores que hablaron acerca de las actividades divisivas de Titus Chu en China Continental?
    4. ¿Con los que toman delantera en las iglesias en Ghana, quienes reportaron divisiones causadas por la obra de Titus Chu allí?
    5. ¿Con los que toman delantera en la iglesia en Kampala, Uganda, o los colaboradores que levantaron la iglesia allí y quienes posteriormente se retiraron de la obra debido a las tergiversaciones de las que fueron objeto y debido a las actividades divisivas de colaboradores que fueron enviados allí por Titus Chu? (Véase "Un Resumen de los Eventos en Kampala por Tim Knoppe", en el libro Respecto a la obra divisiva de Titus Chu en Uganda.)
    6. ¿Con los hermanos que toman delantera en la iglesia en Milwaukee, una iglesia que se dividió por las actividades divisivas de colaboradores enviados por Titus Chu? (véase Una carta de la iglesia en Milwaukee2)
    7. ¿Con los que toman delantera en las iglesias en Maryland y el norte de Virginia, donde se inició una división por intermedio de un hermano asociado con Titus Chu?

    Estos son solo unos pocos de los muchos ejemplos que contribuyeron a que los colaboradores tomaran una decisión delante del Señor, para tomar el paso serio de poner en cuarentena a Titus Chu y a algunos de sus colaboradores. Nigel habla el siguiente pasaje para defender a los ancianos de Toronto en su decisión de no honrar la cuarentena impuesta por los colaboradores y tantas iglesias:

    Si un hermano que ha sido disciplinado en Nanking se traslada a Suchow y estando allí prueba su inocencia de los cargos en su contra, entonces Suchow tiene plena autoridad para recibirlo, a pesar del juicio en su contra en Nanking. Suchow es responsable por sus actos delante de Dios, no de Nanking. Suchow es una iglesia independiente, y por lo tanto tiene plena autoridad para actuar como le parezca mejor. Pero debido a que existe una relación espiritual con Nanking, sería bueno que el hermano en cuestión no sea recibido antes de que el error de juicio de Nanking se le haga conocer a Nanking. (The Collected Works of Watchman Nee, tomo 30, págs. 64-65

    Nos gustaría preguntar: ¿De qué manera Titus "ha probado su inocencia de los cargos en su contra", como se desprende de sus actividades divisivas en el Lejano Oriente, en África, en los EE.UU., y en cualquier otra parte? En lugar de ello, parece que los ancianos de Toronto han caído en la misma trampa de la cual advirtieron a los hermanos de Vancouver en 1993:

    Sin embargo, al mismo tiempo tal parece que ustedes han ignorado el hecho de que algunos hermanos son divisivos. Sus actividades han dañado la unidad del Cuerpo. Queridos hermanos, según nuestra observación, ustedes reciben a los hermanos según su propio gusto y preferencia, en lugar de guardar los principios del único Cuerpo. (carta de los hermanos en representación de las iglesias en North York, Scarborough, y Toronto a los que tomaban delantera en Vancouver el 25 de enero de 1993)

    Lo que se llevó a cabo en la iglesia en Toronto por medio de algunos, fue un intento inequívoco por vindicar a Titus Chu y no para hacer una "investigación exhaustiva" a los hechos detrás de la carta de advertencia de los colaboradores. Más aún, nos gustaría preguntarles a estos ancianos en Toronto: Cuando el hermano Lee habló acerca de la necesidad de poner en cuarentena a algunos, ¿será que los ancianos de Toronto llevaron a cabo su propia investigación? Tal parece que eso no fue así, según sus propias palabras escritas a la iglesia en Vancouver:

    Ustedes han demostrado que se han separado de la comunión al rechazar la disciplina de tantas iglesias a Joseph Fung y otros hermanos como él, y han ignorado descuidadamente el daño que estos hermanos han causado al Cuerpo de Cristo. Como iglesias en el Canadá, ¡somos uno con las decisiones de las otras iglesias de la tierra! ¡Su posición es nuestra posición! (una carta abierta de las iglesias en Canadá a los hermanos divisivos en Vancouver y Toronto, el 23 de agosto de 1993; posteriormente la adjuntaron a una carta enviada a todas las iglesias en el recobro del Señor el 30 de agosto de 1993)

    Esta carta (como algunas otras de las mencionadas en estos artículos) fue firmada por Nigel Tomes. ¿Será que él puede decir que no ha cambiado, que no ha abandonado su compromiso anterior con el aspecto práctico de la unidad del Cuerpo de Cristo?

  12. El hecho de que los ancianos de Toronto hayan decidido llevar a cabo su propia "investigación" es contrario a la comunión que el hermano Lee tuvo en 1993 con los que tomaban delantera en las iglesias en Canadá, después del incidente en Vancouver. La comunión de Witness Lee vindica la posición tomada hace catorce años y reprueba la posición tomada actualmente:

    Si hacemos a un lado la notificación de tantas iglesias y nos ponemos a investigar la situación personalmente, esto es una ofensa para el Cuerpo. ¿Será que respetamos el  Cuerpo o nos respetamos a nosotros mismos? (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, pág. 32)

    Tanto el ministerio como algunas iglesias en el recobro tomaron la decisión de poner en cuarentena a aquellos que son divisivos. Algunos no aceptaron la decisión y aún se han unido a estos divisivos. Ellos han hecho caso omiso al sentir del Cuerpo. (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, pág. 29)

  13. Tanto en la afirmación de los ancianos de Toronto como en el artículo de Nigel, se mofan de la idea de que la carta de advertencia de los colaboradores y la afirmación de tantas iglesias sea una expresión del sentir del Cuerpo. La afirmación de los ancianos de Toronto dice :

    El artículo AFW hace una afirmación falsa de que "Titus Chu ha sido puesto en cuarentena por el Cuerpo". El artículo está equivocado al asumir que sesenta y tres "colaboradores compenetrados" son "el Cuerpo" [sic] o que las iglesias que afirman esto son "el Cuerpo" [sic]. Cuando mucho, son solo una pequeña fracción del Cuerpo. Miles de iglesias locales (en Suramérica, África, Europa y China Continental) han permanecido en silencio respecto a este asunto, sin mencionar los cientos de miles de otros creyentes en el Cuerpo, que no estaban conscientes de que estaban involucrados en tal acción de poner en ‘cuarentena’.

    Es obvio para la mayoría de lectores pensantes que tal afirmación hace que la práctica de la vida de Cuerpo, particularmente en lo referente a tratar con los miembros divisivos, sea una imposibilidad práctica. Los ancianos en Toronto parecen aseverar que ninguna acción puede considerarse como "del Cuerpo" o representar el sentir del Cuerpo, a menos que haya sido endosada por cada iglesia local y cada creyente en la tierra. Esto también se constituye en una desviación de su comprensión anterior, como lo atestiguan las cartas que escribieron a los que tomaban la delantera en Vancouver:

    La carta abierta de las iglesias no solo es una indicación de la posición de esas iglesias, sino también de la posición del Cuerpo de Cristo, que incluye a las iglesias en Canadá, y la posición de muchos santos de la iglesia en Vancouver. Hermanos, ¿por qué se oponen a la posición que es para mantener la unidad del Cuerpo y el avance del recobro del Señor? (carta de los ancianos de las iglesias en el área metropolitana de Toronto, a los que tomaban delantera en Vancouver el 1 de febrero de 1993)

    Más aún, la absurda aseveración de Nigel de que esto demuestra que nosotros "no consideramos que todos los creyentes son parte del Cuerpo" ya ha sido completamente contestada e nuestro artículo titulado, "Hablando de manera práctica, para nosotros el Cuerpo actualmente es solo el recobro del Señor: ‘¿Será que Minoru Chen fue más allá de lo que se ha escrito’?"

  14. El Segundo artículo de Nigel asevera que estamos equivocados al decir que los hermanos de Toronto "parece que se han cortado a sí mismos de la comunión de las demás iglesias". Tal vez hemos debido decir que ellos parece que se han cortado de la comúncomunión de las demás iglesias. ¡Ellos consideran que visitar a los santos, a los ancianos y a los colaboradores es como una fuerza hostil que "ataca" a la iglesia! Un anciano llegó al punto de exigirle a un hermano que solía vivir en Toronto, que debía pedir permiso antes de visitar a los miembros de su familia que todavía se reunían con la iglesia allí. La común comunión de las iglesias es la comunión del único Cuerpo de Cristo que incluye a todas las iglesias locales. Curiosamente, todos los colaboradores que hacen visitas son hermanos que han estado asociados con Titus Chu desde hace mucho tiempo y todas las iglesias mencionadas tienen vínculos históricos con la obra de Titus Chu. El punto es que la iglesia en Toronto y algunas otras iglesias que se han cortado a sí mismas de la comunión con las demás iglesias y los hermanos que no están bajo la obra de Titus Chu, están en peligro de convertirse en sectas locales porque ya no participan de la comunión que es común entre todas las iglesias. En lugar de ello, la comunión con ellos depende de si se acepta o no el ministerio de Titus Chu, y aquellos que reciben el ministerio de los colaboradores son amenazados con la "disciplina" de los ancianos.

    Si solo el grupo de iglesias de su distrito están compenetradas, esa no es la compenetración única. Es una "compenetración sectaria." (The Ten Great Critical "Ones" for the Building Up of the Body of Christ, pág. 60)

    Las iglesias locales deberían tener comunión con todas las iglesias locales genuinas de toda la tierra, para mantener la comunión universal del Cuerpo de Cristo. Cualquier iglesia local que no mantenga esta comunión universal del Cuerpo de Cristo es divisiva y llega a ser una secta local. (A Brief Presentation of the Lord’s Recovery, pág. 44

  15. La afirmación de los ancianos en Toronto dice: "Estamos asombrados con la ferocidad de este ataque". Creemos que los artículos que escribimos son equitativos (aunque muy francos), precisos, y minuciosamente documentados. Nuestros artículos simplemente retan a los ancianos de Toronto para que vivan conforme a la norma que ellos le han impuesto a otros, basados en su comprensión anterior acerca de la unidad del Cuerpo de Cristo.

    Nos gustaría preguntar algo más: ¿Por qué estos hermanos no se asombran de la ferocidad del ataque llevado a cabo por Titus Chu en su carta abierta del 22 de julio del 2006, o por Nigel Tomes en muchos artículos que se han venido propagando desde hace año y medio en contra de Living Stream Ministry y de los colaboradores en el recobro del Señor? ¿Será que los hermanos sienten que Nigel tiene justificación para atacar a Benson Phillips, Ron Kangas, Ed Marks, James Lee, Minoru Chen, Andrew Yu, Living Stream Ministry, la Librería Evangélica de Taiwán, la iglesia en Hong Kong, y a todas las iglesias que él acusa de reaccionar "doblando rodillas", por respaldar la carta de advertencia de los colaboradores? ¿Será que ellos justifican la acusación hecha por Titus, Nigel y otros más, en el sentido de que los colaboradores mintieron acerca de la participación de LSM en el intento por introducir Versiones Recobro del Nuevo Testamento a China Continental, a pesar de que la versión de LSM ha sido plenamente confirmada por el testimonio del hermano que fue el centro de este incidente (véase "Una introducción a la carta abierta de Kwong Keung Lai" y "Una carta abierta de aclaración respecto al relato inexacto de los eventos respecto a mí, en la respuesta pública que Titus Chu envió en una carta a los colaboradores compenetrados" en Respecto a los ataques en contra de Living Stream Ministry? ¿Será que ellos piensan que Titus Chu, Nigel Tomes y aquellos que están de acuerdo con ellos, tienen derecho a un "salvoconducto" para calumniar la reputación de los colaboradores y que nadie tiene derecho de llamarlos a rendir cuentas?

    Recientemente, los ancianos de Toronto decidieron convocar a una reunión extraordinaria de negocios para solicitar un mandato que cubra con cemento el control que tienen sobre los asuntos de la iglesia. No obstante, ellos acusan a LSM de buscar controlar a la iglesia en Toronto, cuando en realidad son los ancianos de Toronto los que han ejercido un control sin precedentes a la iglesia allí. Fueron los ancianos de Toronto quienes marcaron a setenta y siete de sus propios miembros de estar "alineados con LSM", porque habían escrito a los ancianos expresando su preocupación por la dirección que la iglesia estaba tomando. Fueron los ancianos en Toronto quienes pusieron una cámara de video en uno de los salones de reunión para poder monitorear lo que hablaban los santos. Son los ancianos de Toronto quienes han tratado de intimidar a los miembros que participan en determinadas reuniones de hogar.

Conclusión

Los escritos de Nigel Tomes exhiben un asunto preocupante. Cuando él es atrapado en una mentira o una distorsión, no hace ningún intento por corregirlo.2 Cuando respondemos cuidadosamente a sus aseveraciones infundadas, él simplemente repite lo que se ha imaginado, sin reconocer que las respuestas ya han sido dadas. Hemos notado que todos sus argumentos acerca de "una compañía global de colaboradores" y su reclamo de que nosotros no consideramos a los demás cristianos como miembros del Cuerpo de Cristo, ya han sido respondidos de manera cuidadosa y minuciosa. En lugar de tratar con esas respuestas de una manera directa, Nigel simplemente repite sus acusaciones como si no se le hubiese dado respuesta alguna. Esta no es la obra de uno que está preocupado por la verdad; más bien, imita un reconocido principio de propaganda: si usted repite una mentira reiterativamente, las personas empezarán a creerla.

Todos los santos deben comprender que Nigel Tomes fue mencionado de manera específica durante la comunión de los colaboradores en Whistler, como uno de los colaboradores divisivos de Titus Chu de quien debemos apartarnos, conforme a la carta de advertencia de los colaboradores basada en Romanos 16:17. Es una vergüenza que los ancianos que controlan la iglesia en Toronto hayan fallado en tratar con Nigel Tomes, como un hermano divisivo, pero en lugar de ello le hayan dado una plataforma para que pueda llevar a cabo sus actividades divisivas, con la aprobación y aún en representación del liderazgo de la iglesia.


Notas:

1 Como los ancianos en Toronto saben perfectamente, no todos los ancianos están de acuerdo con las acciones que se han tomado en nombre de la iglesia y del ancianato. Por lo menos dos de los ancianos han sido marginados y excluidos de muchas de las recientes decisiones, debido a que no estaban de acuerdo con la dirección que están tomando los otros ancianos.

2 En inglés solamente.

3 Existen muchos ejemplos de esto. Por ejemplo:

A pesar de que ni Titus ni Nigel jamás se han retractado de las falsedades que han publicado en la Internet o que han impreso, los puntos en los que Nigel miente han sido expuestos y fueron sacados de la carta de Titus de julio 22 del 2006. Solo aquellos puntos que todavía no hemos respondido estaban incluidos. ¿Será que ahora van a retirar las acusaciones falsas en contra de LSM y los colaboradores respecto al arresto del hermano Kwong Keung Lai (Li Guangqiang) en la China Continental, a la luz de la propia declaración del hermano Lai referente a que sus alegatos eran falsos (ver "Una Introducción a la carta abierta de Kwong Keung Lai" y "Carta abierta aclaratoria concerniente a un informe impreciso sobre eventos relacionados conmigo en la respuesta pública de Titus Chu dada en una carta a los colaboradores que se compenetras" en Respecto a los ataques en contra de Living Stream Ministry. También disponible en: http://www.afaithfulword.org/spanish/reports/KwongKeungLai.html). ¿Será que renuncian ahora a la tergiversación del hablar de Benson Phillips respecto a la necesidad de que exista comunión entre las iglesias (véase "Recibir a todas las iglesias y después a todos los  creyentes: ¿Qué dijo realmente Benson Phillips en Un patrón establecido de tergiversación (2) ; también disponible en: http://www.afaithfulword.org/spanish/articles/ReceivingCh urches.html). Estos son solo unos pocos ejemplos, entre muchos, que pueden citarse para mostrar la falta de compromiso aún con la norma más baja de la verdad.