Agregar "una publicación" a los siete "unos" en Efesios 4 —
¿qué dijo realmente James Lee?

En un artículo que acusa a los colaboradores en el recobro del Señor de llevar a cabo una "campaña" a favor de una sola obra de publicación, un hermano que se opone a la comunión de los colaboradores de ser restringidos a una sola obra de publicación hace la siguiente declaración:

En su mensaje hablado, James Lee llegó al punto de sugerir que "una publicación" debería añadirse a los siete "unos" en  Efesios 4. Que nosotros sepamos, esta palabra oída por  muchos en la conferencia y por Internet, nunca ha sido  retractada. Ella no aparece en la versión publicada. [The Ministry Magazine, vol. 7, no. 2, March 2003, pág. 101].

Por un lado, estas pocas frases acusan a James Lee de hacer que "una sola obra de publicación" sea equivalente en significado con los siete unos en Efesios 4:4-6: un Cuerpo, un Espíritu, una esperanza de nuestra vocación, un Señor, una fe, un bautismo y un Dios y Padre de todos. Por otro lado, ellas dan a entender que esta declaración fue dejada afuera del mensaje escrito en The Ministry Magazine. Ambas acusaciones son falsas.

Una revisión concienzuda de la cinta de audio de este mensaje1 nos muestra que James Lee no hizo tal declaración. En realidad, su mención de los siete "unos" en Efesios 4 y su mención de la comunión del hermano Lee acerca de ser restringido a una sola obra de publicación estaban separados por más de una hora (o diecinueve páginas en la versión escrita del mensaje en The Ministry Magazine).

Aproximadamente después de quince minutos transcurridos en la cinta, James Lee dice:

Y Pablo en sus epístolas enfatiza esto una y otra vez: sólo hay un Cuerpo, un Espíritu, una esperanza, un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos [Transcripción literal de los servidores de DCP]

En el Ministry Magazine encontramos esto como sigue:

Pablo enfatizó esto reiteradamente en sus epístolas. En Efesios 4 el escribió, "Un Cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos" (vs. 4-6). (James Lee, "Thinking the One Thing, Being Life-souled, and Speaking the Same Thing as the One New Man with One Person and One Mouth", The Ministry Magazine, vol. 7, no. 2, March 2003, pág. 82).

Entonces aproximadamente después de una hora y veintinueve minutos transcurridos en la cinta, él dice:

El principio del hablar puede ser aplicado, puede ser aplicado a otros medios de comunicación, tales como nuestros escritos, publicaciones, música; estas son diferentes maneras de nuestro hablar. Aún en esta manera de hablar tenemos que estar ejercitados de no dar diferentes impresiones, diferentes apariencias, diferentes contenidos. En el recobro todo lo que hablamos, todo lo que escribimos, todo lo que publicamos, tiene que estar bajo este control que nos gobierna, hablando una misma cosa. Es por esto que el hermano Lee en el libro de Entrenamiento para Ancianos, él dice que en el recobro sólo tenemos una sola obra de publicación, para eliminar cualquier causa de confusión. Debido a que en todo el recobro tenemos iglesias por todos los seis continentes, más de 3,000 iglesias en toda la tierra, así es que si no tenemos algún elemento de control, todos hablaríamos de lo nuestro y publicaríamos de lo nuestro [Transcripción literal de los servidores de DCP]

Esto lo encontramos en The Ministry Magazine de esta forma:

El principio de hablar puede ser aplicado a otros medios de comunicación también, tales como la literatura y la música. Estas son maneras diferentes de hablar. Aún en estas maneras de hablar debemos estar ejercitados de no dar diferentes impresiones y apariencias. En el recobro, todo lo que hablamos, escribimos o publicamos tiene que estar bajo este control que nos gobierna de "hablar una misma cosa". Es por esto que el hermano Lee, en el Entrenamiento para ancianos, libro 8, dice que en el recobro tenemos solamente una obra de publicación. De esta manera, eliminamos toda causa de confusión entre las tres mil iglesias en los seis continentes. Si no tenemos alguna clase de elemento que nos controle, todos hablaremos de lo nuestro. (James Lee, "Thinking the One Thing", The Ministry Magazine, vol. 7, no. 2, March 2003, pág. 101)

¿De dónde obtiene la idea el autor de este escrito disidente de que James Lee sugirió agregar "una obra de publicación" a los siete "unos"? Justo antes de la marca de una hora y dieciocho minutos en la cinta, él dice:

Y, hermanos y hermanas, cuando ustedes viajan un poco, visitan las iglesias en toda la tierra, qué gloria, qué maravilla es que dondequiera que uno va, uno oye a los santos hablando una misma cosa. Estuvimos en África recientemente, fuimos a Angola, ellos hablaban portugués, pero hablaban la misma cosa. Estuvimos en Sudáfrica, hablaban una misma cosa; estuvimos en Kenya, ellos hablaban una misma cosa; fuimos a Corea, ellos hablaban coreano, pero aún así hablaban una misma cosa. Yo verdaderamente siento que esto es la maravilla de las maravillas, esto es más grande que las siete maravillasdel mundo [Transcripción literal de los servidores de DCP]

En el Ministry Magazine esto fue acortado al decir :

Cuando visitamos las iglesias en toda la tierra, qué gloria y maravilla es que no importa donde estemos, oímos a los santos hablar una misma cosa. Yo he estado recientemente en varios países en África y en el Lejano Oriente. No importa donde fui, los santos hablaban una misma cosa. Esto es la maravilla de las maravillas. (James Lee, "Thinking the One Thing", The Ministry Magazine, vol. 7, no. 2, March 2003, pág. 97).

¡Parece que el hablar de James Lee acerca de que todos los santos y todas las iglesias hablando una misma cosa es más grande que las siete maravillas del mundo ha sido tergiversado en las manos de este disidente en un llamado para agregar "una sola obra de publicación" a los siete "unos" en Efesios 4! Y aunque es cierto que su comentario acerca de las siete maravillas del mundo no fue incluido en el mensaje escrito, tal decisión editorial de ninguna manera cambia el significado de lo que él estaba diciendo.

Además, aún al darle una lectura casual, debería ser evidente que el ser restringido a una sola obra de publicación no era el tema del hablar del hermano James Lee en este pasaje. Mas bien, él estaba hablando acerca de la advertencia del apóstol Pablo de que todos los creyentes en las iglesias deben hablar la misma cosa, esto es, hablar la economía neotestamentaria de Dios.

1 Co. 1:10 – Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer.

Ro. 15:6 – Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

1 Ti. 1:3-4 – [3] Como te exhorté, al irme a Macedonia, a que te quedases en Éfeso, para que mandases a algunos que no enseñen cosas diferentes, [4] ni presten atención a mitos y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que la economía de Dios que se funda en la fe.

En realidad, el subtítulo bajo el cual se encuentra el hablar (y que era el punto principal con respecto al cual el hermano James estaba hablando) lee como sigue: "Nuestra necesidad de considerar un solo y nuevo hombre en Efesios 2:15 junto con una boca en Romanos 15:6 y hablar la misma cosa en 1 Corintios 1:10".

Las cintas de audio y de video del mensaje completo, sin revisar, estaban a la disposición del autor de este artículo disidente, si él se hubiera interesado en confirmar que su interpretación de las palabras de James Lee era exacta. Su omisión al no hacerlo antes de publicar estas falsedades en la Internet y volver a publicarlas en el boletín de una de las iglesias es un comportamiento irresponsable que revela la animadversión detrás de la crítica de ese hermano disidente.

Nota:

1 El mensaje del que hablamos fue dado en la Conferencia de Acción de Gracias del 2002 en San Diego. El título de la conferencia era "Vivir la vida de un Dios-hombre con miras al nuevo hombre". El mensaje de James Lee llevaba el título "Teniendo este único pensamiento, unidos en el alma, y hablando un misma cosa siendo el nuevo hombre con una persona y una boca". Puede ordenarse a Living Stream Ministry con la sigla K02 SDC 04. Muchas iglesias ya lo tienen en sus bibliotecas de cintas.