Saltar a la siguiente sección de este artículo:

"Al hablar en un sentido práctico, para nosotros
el Cuerpo hoy es sólo el recobro del señor":
¿Fue Minoru Chen "más allá de lo que ha sido escrito"?

Un artículo publicado en la Internet ataca a los colaboradores en el recobro del Señor por "ir más allá de lo que ha sido escrito" concerniente a la verdad del Cuerpo de Cristo. El escritor disidente alega que cuando Minoru Chen dijo, "…Al hablar en un sentido práctico, para nosotros el Cuerpo hoy es sólo el recobro del Señor," cometió un error serio relacionado con la verdad bíblica concerniente al Cuerpo de Cristo tal como es presentado en el ministerio de Watchman Nee y Witness Lee. Esta acusación fue repetida el 22 de julio del 2006, en una carta de Titus Chu a veintiún colaboradores, la cual ha sido también expuesta públicamente en la Internet. Estos ataques de los disidentes se basan en una presentación distorsionada de lo que el hermano Minoru dijo. El artículo de la Internet fue más allá al grado de alterar descaradamente las palabras del hermano Witness Lee, en las cuales el hablar de Minoru se apoyó.

De hecho, la comunión dada por Minoru fue una repetición fiel del ministerio del hermano Lee. A la luz tanto del aspecto espiritual como del práctico del Cuerpo de Cristo, presenta la manera práctica en que una iglesia local puede conocer el sentir del Cuerpo, que es tomar cuidado del sentir de las otras iglesias en el recobro del Señor. Titus Chu ha abandonado esta verdad, la cual él mismo aplicó en una ocasión para corregir a otros. De hecho es el escritor del artículo disidente en la Internet quien va "más allá de lo que ha sido escrito" al añadir audazmente palabras a lo dicho por el hermano Lee tratando de respaldar su ataque contra el hablar de Minoru. Esto lo hace en el principio de "las artimañas de los hombres" descrito en Efesios 4:14.

La repetición fiel de Minoru del ministerio del hermano Lee

Las palabras claves para comprender apropiadamente el hablar de Minoru son la expresión "en un sentido práctico". El título del mensaje de Minoru era "La práctica de la vida de la iglesia en la conciencia del Cuerpo de Cristo". En el pequeño extracto de su hablar que fue el motivo de la objeción de los disidentes, las palabras "práctico", "en un sentido práctico", y "práctica(s)" son usadas un total de diez veces.

El hablar de Minoru fue de hecho una lectura de las páginas 34 y 35 del libro del hermano Lee The Problems Causing the Turmoils in the Church Life [Los problemas que causan las tormentas en la vida de iglesia] intercalada con sus breves comentarios. En el extracto siguiente, hemos modificado el formato del texto del hablar de Minoru que aparece en la revista The Ministry Magazine para hacer esto más claro:

El hermano Lee también dice, "Quiero decir nuevamente que cuando hagamos algo, debemos tener una consideración apropiada del Cuerpo. Necesitamos considerar cómo se sentirá el Cuerpo por lo que estemos haciendo".

Debemos tomar en consideración todo el tiempo cómo el Cuerpo se sentiría acerca de lo que vamos a hacer. Yo diría que, al hablar en un sentido práctico, para nosotros el Cuerpo hoy es sólo el recobro del Señor. Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos cómo afecta lo que estamos haciendo al recobro del Señor en su totalidad. Esto es práctico .

El hermano Lee continúa,

"El mayor problema, el problema único, consiste en que no conocemos el Cuerpo ni nos preocupamos por él. Si tenemos en cuenta el Cuerpo y nos preocupamos por él, no habrá ningún problema"

"Nosotros estamos aquí por causa del Cuerpo. No podemos poner en práctica las iglesias locales sin el respaldo del Cuerpo y del recobro".

De acuerdo al entendimiento del hermano Lee, el Cuerpo equivale al recobro. Sabemos que el Cuerpo místico de Cristo incluye a todos los creyentes, a todos los redimidos en tiempo y espacio, pero para nosotros hoy, al hablar en un sentido práctico, el recobro es el Cuerpo. No podemos poner en práctica las iglesias locales sin el respaldo del recobro .

"Si practicamos la vida de iglesia local sin tener en cuenta el Cuerpo, nuestra iglesia local se convertirá en una secta local".

Si algunos dicen que son la iglesia en tal lugar pero son una iglesia solitaria, ellos están aislados. Esta no es la manera. De hecho, es difícil que existamos como una iglesia sin el Cuerpo.

"Todo lo que se lleva a cabo en el recobro no tiene como fin el beneficio de algún individuo o de alguna iglesia local, sino el beneficio del Cuerpo".

Que todos recordemos esta frase: "El recobro es para el Cuerpo". Este es el recobro del Cuerpo. Así que este recobro es también para el Cuerpo. No es para usted o para mí; no es para su iglesia o para la mía; es para todo el Cuerpo.

"Si deseamos hacer algo, debemos considerar cómo el Cuerpo, el recobro, reaccionaría. Todos los problemas que se suscitan se deben a que no vemos el Cuerpo y que no nos preocupamos por el Cuerpo. Todos necesitamos regresar a la verdad bíblica, y al poner en práctica la verdad estaremos cuidando del Cuerpo".

La práctica primordial de la verdad es tomar cuidado del Cuerpo. Tomamos cuidado de la verdad para el Cuerpo; todas las prácticas de la verdad no son para las prácticas en sí mismas sino para la edificación del Cuerpo]

(Minoru Chen, "Practicing the Church Life in the Consciousness of the Body of Christ," The Ministry Magazine, agosto 2003, tomo 7, núm. 6, págs. 196-197 )

Lo presentado aquí arriba muestra que las palabras de Minoru fueron una fiel repetición de la carga del hermano Lee de que todas las iglesias locales deben cuidar del sentir del Cuerpo al atender el sentir de las otras iglesias en el recobro del Señor.

Dos aspectos del Cuerpo de Cristo

Hay aspectos espirituales y prácticos en el Cuerpo de Cristo. Estos se complementan entre sí y ninguno puede remplazar al otro. De acuerdo con el aspecto espiritual, todos los creyentes son miembros del único Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:12). Esta es una verdad fundamental concerniente al Cuerpo de Cristo y reconocida plenamente por Minoru cuando dijo: "Sabemos que el Cuerpo místico de Cristo incluye a todos los creyentes, a todos los redimidos en tiempo y espacio".

1 Co. 12:12 - Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también el Cristo.

Por otro lado, los que estamos en el recobro del Señor hemos sido ayudados por el ministerio de Watchman Nee y Witness Lee para ver que el único Cuerpo es manifestado en muchas localidades como iglesias locales (Ap. 1:11; Hch. 8:1; 1 Co. 1:2). La única iglesia universal que no tiene fronteras ni en tiempo ni en espacio debe tener una expresión práctica en tiempo y espacio. A través de la revelación completa del Nuevo Testamento, esa expresión práctica es la única iglesia manifestada de localidad en localidad. Desde el tiempo en que Watchman Nee vio esto por primera vez en los años treinta, el liderazgo en el recobro del Señor nunca ha vacilado en hablar esta verdad y laborar para levantar iglesias locales según este modelo.

Ap. 1:11 - Que decía: Escribe en un libro lo que ves, y 2envíalo a las siete iglesias: a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea .

Nota 1:112 - Este libro fue enviado a las siete iglesias, lo cual equivale a ser enviado a las siete ciudades. Esto muestra claramente que la práctica de la vida de la iglesia en los primeros días consistía en tener una iglesia en cada ciudad, una ciudad con una sola iglesia. En ninguna ciudad había más de una iglesia. Esta es la iglesia local, en la cual la unidad básica es la ciudad, y no la calle ni la región. La jurisdicción de una iglesia local debe abarcar toda la ciudad en la cual la iglesia está situada; no debe ser mayor ni menor que los límites de la ciudad. Todos los creyentes que vivan dentro de esos límites deben constituir la única iglesia local en esa ciudad. .

Hch. 8:1 - Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la 1iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles.

Nota 8:11 - Esta fue la primera iglesia establecida en una localidad (véase la nota 11 1 del cap. 5) dentro de la jurisdicción de una ciudad, Jerusalén. Era la iglesia en cierta localidad, como el Señor indicó en Mt. 18:17. No era la iglesia universal, como el Señor reveló en Mt. 16:18, sino sólo una parte de la iglesia universal, la cual es el Cuerpo de Cristo (Ef. 1:22-23). Este asunto (el  establecimiento de la iglesia en su localidad) se presenta de manera coherente a lo largo del Nuevo Testamento (13:1; 14:23; Ro. 16:1; 1 Co. 1:2; 2 Co. 8:1; Gá. 1:2; Ap. 1:4, 11).

1 Co. 1:2 - A la iglesia de Dios que está 2en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, los santos llamados, con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro :

Nota 1:22 - La iglesia está constituida del Dios universal, pero existe en la tierra en muchas localidades. Corinto era una de estas localidades. En naturaleza, la iglesia es universal porque está en Dios, pero en práctica, la iglesia es local porque está en un lugar definido. Por consiguiente, la iglesia tiene dos aspectos: el universal y el local. Sin el aspecto universal, la iglesia carece de contenido; sin el aspecto local, es imposible que la iglesia tenga expresión y práctica. Por eso, el Nuevo Testamento también pone énfasis en el aspecto local de la iglesia (Hch. 8:1; 13:1; Ap. 1:11; etc.).

En el Nuevo Testamento hay un método y solamente uno para separar la Iglesia en iglesias, y ese método ordenado por Dios es repartirlas sobre la base de cada localidad. Todos los demás métodos son fabricados por el hombre, no dados por Dios. Que el Espíritu de Dios grabe profundamente esta verdad en nuestros corazones, que la única razón para la separación de los hijos de Dios entre diferentes iglesias se debe a los diferentes lugares donde ellos viven. (La vida cristiana normal de la iglesia, pág. 81 )

Esto ha llegado a ser un problema, ya que las personas han visto sólo un aspecto pero no el otro. Con respecto a la iglesia, existen dos términos en la Biblia: "la iglesia de Dios" (1 Co. 10:32) y "las iglesias de Dios" (1 Co. 11:16). ¿Hay sólo una iglesia o son muchas? La iglesia de Dios es universal, pero las iglesias de Dios se expresan en muchas ciudades.

La iglesia es la expresión de Cristo, pero ¿cómo puede ser ella expresada prácticamente? Sólo por medio de las iglesias locales, es decir, por una iglesia en cada ciudad. Como expresión de Cristo, la iglesia es única universalmente; pero esta misma iglesia se manifiesta en muchas iglesias locales. (La expresión práctica de la iglesia, pág. 22)

La iglesia universal como el Cuerpo de Cristo es expresado a través de las iglesias locales. Las iglesias locales, como la expresión del único Cuerpo de Cristo, son localmente una. Sin las iglesias locales no habría ningún aspecto práctico y concreto de la iglesia universal. La iglesia universal se hace real en las iglesias locales. Conocer la iglesia universalmente debe ser consumado al conocer la iglesia localmente. Es un gran avance para nosotros el conocer y practicar las iglesias locales. (The Conclusion of the New Testament, #189-204, pág. 2149).

Nos reunimos sobre el terreno de la iglesia como expresión local del Cuerpo universal de Cristo. Cristo no tiene muchos cuerpos. Él solamente tiene uno, pero este Cuerpo se expresa en muchas localidades. Las iglesias locales, las cuales están basadas en el terreno de la unidad, son las expresiones locales del Cuerpo único y universal de Cristo. (El caos satánico en la vieja creación y la economía divina para la nueva creación, pág. 124)

El Cuerpo místico de Cristo incluye a todos los creyentes sin importar el tiempo y el espacio. El Cuerpo de Cristo en la tierra en cualquier punto del tiempo incluye a todos los creyentes en todos los lugares. La expresión práctica del Cuerpo de Cristo es la iglesia local, es decir, la iglesia que se manifiesta en cierto lugar y tiempo. Una iglesia local genuina cuenta como sus miembros a todos los creyentes en esa localidad. Sin embargo, en el aspecto práctico, la iglesia local consiste de aquellos creyentes que están firmes juntos en el terreno apropiado como la manifestación del único Cuerpo de Cristo en tiempo y espacio. Por lo tanto, el aspecto práctico del Cuerpo de Cristo en la tierra es la suma de todas las iglesias locales.

Aunque el único Cuerpo es expresado en muchas iglesias locales, las iglesias locales no pueden ser aisladas o independientes unas de otras. Más bien, nuestra práctica de la vida de iglesia local debe ser gobernada por la visión de la unidad del Cuerpo universal. Sin esta conciencia nos convertiremos con facilidad en sectas locales. La iglesia local deriva su existencia de la iglesia universal y existe para la edificación del único Cuerpo de Cristo .

Las iglesias locales no deben tener una actitud independiente, ni deben aislarse las unas de las otras. Si tenemos una actitud independiente, es posible que, en lugar de ser una iglesia local, seamos una secta local. Cristo sólo tiene un Cuerpo en el universo. Si cada iglesia local fuera un cuerpo independiente para Cristo, esto significaría que Cristo tiene muchos cuerpos. Sin importar cuántas iglesias locales haya, Cristo sólo tiene un Cuerpo. Por ello, las iglesias locales deben estar bien acopladas y crecer para ser el único templo universal. En Cristo como fundamento y como piedra angular, todo el edificio, la iglesia universal, está bien acoplado y crece en el Señor (Estudio-vida de Efesios, pág. 738)

Las iglesias locales que están en las diferentes localidades no tienen como fin exhibir una expresión meramente local, sino la expresión universal de Cristo. Todas las iglesias expresan a la misma persona, a Cristo. Por tanto, las iglesias locales deben expresar a Cristo universalmente, no sólo localmente. Sería lamentable si la iglesia en una ciudad sólo expresara a su localidad, pues eso la convertiría en una secta local, una división local. Aunque las iglesias ciertamente están en las localidades, no deben expresar a un Cristo "local". Cristo no es un Cristo local. Dios, Cristo, el Espíritu y la Biblia no son locales. Algunos hacen que la Biblia, Dios, Cristo y aun el Espíritu, sean locales. Hacen todo local. Si éste es el caso, ellos serían divisiones locales, sectas locales (Cinco prioridades en el recobro del Señor, pág. 56)

Estas verdades tienen muchas implicaciones para la práctica de la vida de iglesia. Quieren decir, por ejemplo, que debemos recibir a todos los creyentes en comunión (Ro. 14:1, 3; 15:7), sin importar sus creencias acerca de puntos menores de la doctrina, siempre y cuando estén apegados a la fe común, no vivan en pecado (1 Co. 5:2, 11, 13), no sean heréticos o idólatras (1 Co. 5:11; 2 Jn. 9-10) y no sean divisivos (Ro. 16:7; Tit. 3:10). Con esto reconocemos a todos los creyentes en Cristo como co-miembros de Su único Cuerpo (Ef. 3:6).

Ro. 14:1 - Ahora bien, recibid al débil en la fe, pero no para juzgar sus opiniones.

Ro. 14:3 - El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido.

Ro. 15:7 - Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo os recibió, para gloria de Dios.

1 Co. 5:2 - ¡Y vosotros estáis hinchados de orgullo! ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?

1 Co. 5:11 - Pero ahora os he escrito que no os mezcléis con ninguno que, llamándose hermano, sea fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o viva de rapiña; con el tal ni aun comáis.

1 Co. 5:13 - Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quitad a ese perverso de entre vosotros.

2 Jn. 9-10 - [9] Cualquiera que se extravía, y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en esta enseñanza, ése sí tiene al Padre y al Hijo. [10] Si alguno viene a vosotros, y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Regocíjate!

Ro. 16:7 - Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y mis compañeros de prisiones, los cuales son insignes entre los apóstoles, y que también fueron antes de mí en Cristo.

Tit. 3:10 - Al hombre que cause disensiones, después de una y otra amonestación deséchalo.

Ef. 3:6 - Que en Cristo Jesús los gentiles son coherederos y miembros del mismo Cuerpo, y copartícipes de la promesa por medio del evangelio.

Debemos recibir a las personas como Dios las recibió, sin ser más estrictos que Él, demostrando y manteniendo así la unidad del Cuerpo de Cristo. Además, debemos recibirlas conforme al Hijo de Dios, conforme a Dios y no conforme a doctrinas ni prácticas, manteniendo así una condición completamente pacífica, apacible y apropiada, sin desviarnos ni estar en desacuerdo, perseverando en la comunión del Cuerpo de Cristo para la gloria de Dios (Ro. 14:3; 15:7). (La experiencia de la salvación orgánica de Dios equivale a reinar en la vida de Cristo, pág. 70)

Tal posición no es estrecha y exclusiva, sino ancha e inclusiva. No es elitista; es general. Es el único medio por el cual la unidad universal del Cuerpo de Cristo puede ser practicada.

Cuando decimos que la situación actual está equivocada y que todos los cristianos debemos ser uno, algunos dirán que somos exclusivos y de actitud cerrada; pero los años han dado prueba de quién es intolerante e intransigente. La iglesia en la ciudad no excluye a nadie, sino que incluye a todos los creyentes que viven en esa localidad. Si en algo la iglesia local es cerrada es en que no acepta la división. Aceptamos a toda clase de cristianos con tal que sean salvos, incluyendo a los que fueron bautizados por aspersión y también a los que fueron bautizados por inmersión. Los que nos acusan de ser exclusivos, ¿podrían ellos hacer esto?

¿Qué significa tener una actitud cerrada y excluir a otros? La mayoría de la gente sencillamente no sabe lo que está diciendo al hablar así. Tener una actitud cerrada significa que no nos importa el terreno correcto de la unidad. Si estamos en el terreno apropiado, jamás podremos ser estrechos de corazón, porque el terreno de la unidad le pertenece a todo el pueblo del Señor. (La expresión práctica de la iglesia, pág. 81)

Algunos dicen que en el recobro del Señor somos de mentalidad muy cerrada. Pero esto no es el caso, pues estamos dispuestos a recibir a todo tipo de cristianos. Nosotros recibimos a aquellos que bautizan por inmersión y a los que bautizan por aspersión. ¿Quiénes entonces son los cerrados? ¿Somos los que estamos en el recobro del Señor o aquellos que sólo aceptan en su comunión a los que cumplen ciertos requisitos especiales relacionados con su doctrina o práctica? (Estudio-vida de Romanos, pág. 652)

El Señor puede testificar a nuestro favor que al poner en práctica nosotros la vida de iglesia, siempre hemos procedido con una actitud de generalidad, recibiendo a todos los diferentes tipos de creyentes. Por ejemplo, no les impedimos a los santos que hablen en lenguas, pero tampoco insistimos en dicha práctica. No obstante, hemos sido acusados de ser cerrados. En realidad, son aquellos que están en las denominaciones los que son cerrados, porque no reciben a todo tipo de cristiano. (Estudio-vida de Romanos, págs. 653-654)

Esta unidad debe ser el terreno, la base, sobre el cual somos edificados. No debemos ser sectarios; no debemos ser exclusivos. Debemos ser inclusivos, abiertos y amorosos a todos los santos amados. Si son cristianos, son nuestros hermanos. Nuestros hermanos están dispersos; se encuentran en muchas denominaciones. A pesar de esto, seguimos amándoles. (La revelación básica contenida en las santas Escrituras, pág. 72)

Nuestra postura como iglesias locales que manifiestan al único Cuerpo universal de Cristo en tiempo y espacio también quiere decir que ninguna iglesia local puede existir en aislamiento, debido a que es sólo una parte del único Cuerpo. Todas las iglesias locales deben mantenerse en una comunión abierta con todas las otras iglesias locales genuinas. No existe una unidad cerrada, local o regional, porque la unidad en una localidad o región está basada en la unidad del Espíritu (Ef. 4:3) como el elemento de unidad del Cuerpo universal de Cristo (Ef. 4:4; 1 Co. 12:12). De esta manera, las iglesias que se encuentran en un área geográfica determinada o que fueron levantadas por cierto obrero deben estar en completa comunión con todas las otras iglesias en la tierra o pierden la realidad de participar en la comunión del único Cuerpo de Cristo. El tener comunión con tan solo ciertas iglesias es sectario.

Ef. 4:3-4 - [3] Diligentes en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; [4] un Cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación.

1 Co. 12:12 - Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también el Cristo.

Conforme a la verdad acerca del Cuerpo, el Cuerpo es universalmente uno solo; por ello, las iglesias locales no deben aislarse las unas de las otras. El aislamiento es contrario a la verdad en cuanto a la unidad del Cuerpo. Debido a que cada iglesia local es parte del Cuerpo universal, ninguna iglesia local debe aislarse de las demás, especialmente ya que ahora tenemos tantos medios modernos de comunicación y transporte que facilitan la rápida expansión de noticias e información alrededor del mundo. En estos días el ministerio de vida puede ser liberado en Los Ángeles, y en cuestión de horas ser comunicado a docenas de lugares diferentes. ¡Qué error cometería una iglesia si intentara independizarse! El Cuerpo recibe una continua infusión de vida. Si nos aislamos de las demás iglesias, no participaremos de la infusión ni de la circulación vital del Cuerpo. Hacer esto sería una violación a la ley del Cuerpo. Aunque debemos rehuir a todo tipo de organización, debemos ser edificados universalmente como el único Cuerpo. (Estudio-vida de Efesios, pág. 745)

Todas las Iglesias locales son el único Cuerpo de Cristo en el universo (Ef. 4:4). Cada iglesia local es una parte de este Cuerpo universal, una expresión local de este único Cuerpo. Esta única iglesia universal, el único Cuerpo, comprende a todas las iglesias locales. Debe haber miles de iglesias locales, pero juntas constituyen una sola iglesia universal. La iglesia universal es el único Cuerpo de Cristo, y todas las iglesias locales son simplemente la expresión local de este único Cuerpo.

Necesitamos ser impresionados con el hecho de que las iglesias locales son la expresión local del Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:27; Ef. 2:22). Sólo hay un Cuerpo, pero hay muchas expresiones. Universalmente, todas las iglesias son un Cuerpo, y localmente, cada iglesia local es simplemente una expresión local del Cuerpo universal. Por lo tanto, una iglesia local no es el Cuerpo sino una parte del Cuerpo, una expresión del Cuerpo. (The Conclusion of the New Testament, Mensajes 189-204, pág. 2156

Más aún, quiere decir que cada iglesia que quiere estar en la realidad del Cuerpo de Cristo debe tomar cuidado del sentir del Cuerpo representado en el sentir de todas las otras iglesias locales a lo largo de la tierra.

La manera práctica de conocer el sentir del Cuerpo

Es en este sentido que las palabras de Minoru fueron habladas y deben ser entendidas. Su punto (que era también el del hermano Lee) fue que la manera práctica que tiene una iglesia local de conocer el sentir del Cuerpo es estar en la comunión con todas las otras iglesias locales y estar abierta al sentir de ellas. Necesitamos preguntar: ¿Qué otra manera práctica tienen los que están en las iglesias locales de conocer el sentir del Cuerpo? ¿Debemos consultar con las denominaciones? ¿Con la Iglesia Católica Romana? ¿Con los concilios ecuménicos? Si el hermano Nee, el hermano Lee y el hermano Minoru están equivocados respecto a la manera práctica de conocer el sentir del Cuerpo, ¿cuál sería la manera correcta? Los hermanos disidentes no lo dicen, porque no tienen interés en proponer alguna posible clarificación positiva respecto a la manera de conocer el sentir del Cuerpo. Su único interés es desacreditar a los colaboradores. No proponen ninguna otra manera práctica porque no hay otra manera que considere la verdad del único Cuerpo universal y de la postura de las iglesias en el terreno de la localidad como la expresión práctica de ese único Cuerpo.

Reconocemos que tenemos muchos hermanos y hermanas que, aunque dispersos en las sectas del cristianismo, son miembros del único Cuerpo universal de Cristo, y los recibimos como co-miembros del Cuerpo (Ef. 3:6). Sin embargo, también declaramos que el Señor levantó Su recobro para practicar la vida del Cuerpo conforme al modelo en las Escrituras de una iglesia en cada ciudad para la manifestación y edificación de este Cuerpo único. Por lo tanto, no practicamos una vida de iglesia local que es aislada de las otras iglesias y no nos sentimos libres de tomar nuestro propio camino, sino que conducimos nuestra vida de iglesia local dentro del único Cuerpo orgánico de Cristo. En términos prácticos, quiere decir que en tanto como esto dependa de nosotros, mantenemos completa comunión con todas las iglesias locales genuinas en toda la tierra y tomamos cuidado de cómo las cosas que hacemos les afectan y son percibidas por ellas.

Ef. 3:6 - Que en Cristo Jesús los gentiles son coherederos y miembros del mismo Cuerpo, y copartícipes de la promesa por medio del evangelio.

El hermano Nee vio esto a comienzos de su ministerio:

No debemos actuar de manera independiente. Si sabemos que lo que vamos a realizar en nuestra localidad es considerado inapropiado por las otras localidades, entonces, no debemos realizarlo, aun cuando dicha acción represente la perspectiva de algunos creyentes en nuestra localidad. Si lo hacemos, no discernimos el Cuerpo de Cristo. Si lo que hacemos individualmente no es representativo de los hermanos en Shanghai, no debemos realizarlo. (Watchman Nee, La vida de asamblea, pág. 67)

El sábado pasado mencionamos la vida del Cuerpo y la relación que existe entre todas las asambleas. Dios jamás le diría a una asamblea que haga algo y a otra asamblea que no lo haga. Dios guía a una asamblea de la misma manera en que guía a las demás asambleas. Ya vimos que las iglesias gentiles debían imitar a las iglesias en Judea. También vimos que, conforme a lo dispuesto por Dios, ninguna iglesia de Dios debe actuar de manera independiente, sino que, más bien, debe tener en cuenta el mover del Cuerpo y procurar la  armonía mutua. (Watchman Nee, La vida de asamblea, págs. 132-133)

El hermano Lee re-enfatiza la importancia de que una iglesia local tome cuidado de su relación con las otras iglesias como representantes del Cuerpo universal de Cristo en su comunión referente a los problemas que surgieron en los años ochenta:

No me importa qué clase de cometido usted está llevando a cabo en su localidad. No me preocupa si lo que usted hace es lo correcto o lo equivocado. Mi preocupación es que lo que usted haga tal vez cause división. Quizás usted tenga derecho a hacer tales cosas, pero el Cuerpo no podrá tragárselas; más bien, el Cuerpo escupirá o vomitará lo que usted hace. Entonces, usted sufrirá pérdida. Esto es muy serio. Tenemos que darnos cuenta de que no estamos realizando una obra cristiana ordinaria. Nuestro encargo es llevar a cabo el recobro del Señor con miras a Su único Cuerpo, que es portador de Su único testimonio. 

Independientemente de lo que usted haga, debe considerar la situación de este modo. Es probable que lo que usted hace sea mejor que lo que otros hacen. Aun así, usted tiene que considerar cómo esto afectará al Cuerpo. ¿Será esto aceptado por el Cuerpo? No somos un partido político ni tampoco una organización terrenal. No tenemos armas ni es necesario combatir, pero el Espíritu del Señor, el cual opera en Su Cuerpo, tiene gran importancia. No olviden el ejemplo que les di en este capítulo. El fruto fue ingerido por los hacedores. Tenemos que tener en cuenta al Cuerpo, honrar al Cuerpo y cuidar del único testimonio del Señor. (Entrenamiento para ancianos, libro 4: Otros asuntos cruciales con respecto a la práctica del recobro del Señor , pág. 42)

Ha ocurrido disturbio tras disturbio debido a que no conocemos el Cuerpo. El único remedio que puede curarnos de este tipo de enfermedad es ver el Cuerpo. Cuando el hermano Nee enseñó acerca del Cuerpo, dijo que con cualquier cosa que hagamos, debemos considerar cómo se sentirán las iglesias al respecto. Cuando hacemos algo, no debemos olvidar que somos miembros del Cuerpo, y el Cuerpo no es sólo una iglesia local. La iglesia local no es un "cuerpo local"; si lo fuera, se convertiría en una secta local. El Cuerpo es el Cuerpo de Cristo, constituido por el Dios Triuno con todos los creyentes en esta tierra, con todas las iglesias locales. (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, págs. 28-29)

Titus Chu abogó fuertemente por este entendimiento en una carta escrita en 1989 a ciertos hermanos que causaron problemas en la iglesia en Anaheim:

En segundo lugar, estar en la posición del terreno de unidad del Cuerpo supone una conciencia de todo el Cuerpo y no solo de la iglesia en nuestra localidad. Nuestra unidad no es meramente un asunto relacionado con la localidad en la que estamos, como lo indica la frase de usted: "el terreno de unidad en la localidad", sino la unidad de todo el Cuerpo de Cristo expresada por todas las iglesias locales sobre toda la tierra. Si somos realmente conscientes del Cuerpo, no deberíamos hacer nada localmente que sea dañino al Cuerpo universal. En otras palabras, debemos tomar cuidado por el sentir del Cuerpo y considerar cómo nuestras acciones locales afectarán a las otras iglesias. ("An Open Letter to the Speakers in the Meeting of the Church in Anaheim on August 28, 1988," signed by Francis Ball, Titus Chu, Les Cites, Eugene C. Gruhler, Joel W. Kennon, David Lutz, Benson Phillips, and James Reetzke, Sr. on April 10, 1989, págs. 3-4]

Las palabras de conclusión de la carta dicen:

Por favor traten con este asunto minuciosamente, como corresponde a aquellos que sirven al Señor, tomando cuidado no solo de su propio sentir sino también del sentir del Cuerpo (págs. 30-31)

"Ir más allá de lo que ha sido escrito"1

El autor del artículo disidente en la Internet no solo torció las palabras del hermano Lee; descaradamente las cambió para que concordaran con su propósito. El hermano Lee dijo, "Sin el respaldo del Cuerpo, sin el respaldo del recobro, no tenemos manera de practicar las iglesias locales." Los hermanos disidentes reclaman que la interpretación de las palabras del hermano Lee que hace Minoru se basan en una asunción implícita de que las frases "sin el respaldo del Cuerpo" y "sin el respaldo del recobro" están en aposición. Los disidentes dicen:

En nuestro punto de vista, es igualmente razonable asumir que las dos frases no están en aposición. En este caso, la frase del hermano Lee consiste de dos frases distintas: "Sin [1] el respaldo del Cuerpo, [y] sin [2] el respaldo del recobro, no tenemos manera de practicar las iglesias locales" [las palabras en corchetes fueron añadidas por el hermano disidente]

No hay razón alguna para asumir nada. Todo lo que se necesita es una lectura fiel de lo que el hermano Lee dijo. Estrictamente hablando, de acuerdo con la definición lingüística estrecha de "aposición", las frases "sin el respaldo del Cuerpo" y "sin el respaldo del recobro" no están en aposición. La tercera edición del Nuevo diccionario internacional Webster en inglés define "aposición" como:

Una construcción gramatical que consiste de dos sustantivos o sustantivos equivalentes que se refieren a la misma persona o cosa, con la misma relación de sintaxis al resto de la frase y sin estar unidos entre sí por una conjunción coordinante, y típicamente adyacentes entre sí [Webster’s Third New International Dictionary]

Basado en esta definición, "sin el respaldo del Cuerpo" y "sin el respaldo del recobro" no pueden estar en aposición porque no son sustantivos o sustantivos equivalentes. Más bien, son dos frases preposicionales en construcción paralela. Su significado debe ser entendido con tal base. En tal construcción, la segunda frase preposicional puede ser entendida en algunas ocasiones como idéntica o equivalente a la primera. En tal caso puede decirse que la construcción paralela tiene una fuerza equivalente a la aposición porque ambos sustantivos ocupan la misma posición relativa y se refieren a la misma cosa. Otra forma de interpretar la relación entre las dos frases es que la segunda frase sea una explicación de la primera, significando que ha sido añadida para proveer mayor clarificación del significado o aplicación de la primera. Si las palabras del hermano Lee se interpretan de tal manera, "sin el respaldo del recobro" se convierte en la aplicación práctica de "sin el respaldo del Cuerpo". Sin embargo, no hay justificación para lo que el hermano disidente hizo al añadir la conjunción "y". Notablemente, él no provee otra justificación gramatical más que decir que concuerda con "nuestra visión" y que en su visión es "razonable asumir"

Aún más significativo es que el hermano disidente ignora por completo un caso claro de aposición que se encuentra un poco más adelante en la lectura que hizo Minoru del ministerio del hermano Lee:

Si deseamos hacer algo, debemos considerar cómo el Cuerpo, el recobro, reaccionaría. (The Problems Causing the Turmoils in the Church Life, pág. 35)

En esta frase las palabras "el Cuerpo, el recobro" cumplen con todos los aspectos de la definición de aposición. ¿Con qué base dejó esta frase fuera de su "análisis" el escritor disidente? ¿Sería porque el uso de "el Cuerpo" y "el recobro" en aposición es bastante claro ?

El pasaje que Minoru citó no es el único lugar en el ministerio del hermano Lee en donde se refiere a las iglesias en el recobro del Señor en aposición al Cuerpo.

Recuerden que ustedes no son la única iglesia local sobre la tierra. La distancia geográfica entre las iglesias no significa nada, especialmente debido al hecho de que vivimos en una era con medios de comunicación modernos. Cualquier iglesia sobre la faz de la tierra puede ser contactada en cuestión de segundos mediante una llamada telefónica. Todo cuanto usted haga en su localidad es parte del recobro del Señor. Tenemos que cuidar de las iglesias, del Cuerpo . Tenemos que preguntarnos: "¿Podrá el Cuerpo aceptar esto? ¿Podrá el Cuerpo decirnos: Amén?". (Entrenamiento para ancianos, libro 4: Otros asuntos cruciales con respecto a la práctica del recobro del Señor, págs. 40-41)

Aquí las palabras "las iglesias, el Cuerpo" son otro caso que cumple todos los aspectos de la definición de aposición. Otra vez el contexto inequívoco es que la manera práctica de conocer el sentir del Cuerpo es a través de la comunión entre las iglesias locales y de tomar cuidado del sentir de las otras iglesias.

A este respecto, el hermano disidente muestra o una ignorancia asombrosa "tanto de las Escrituras y la enseñanza del hermano Nee y del hermano Lee concerniente al Cuerpo y al recobro del Señor" o una desviación intencional de éstos. Basados en el Nuevo Testamento, tanto el hermano Nee como el hermano Lee enseñaron que las iglesias locales son la expresión práctica del Cuerpo:

iglesia local, excepto que la iglesia local es una miniatura de la iglesia universal. Pablo dijo que los creyentes Corintios eran el Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:27). Esto significa que la iglesia local representa al Cuerpo de Cristo. La iglesia local debe representar la iglesia universal. (The Collected Works of Watchman Nee, tomo 43, pág. 572)

La iglesia universal como el Cuerpo de Cristo necesita tener su expresión. Si hablamos acerca de la iglesia sin tener la expresión de la iglesia, nuestro hablar es completamente teórico; no es práctico. Para que la iglesia sea real y práctica, existe la necesidad de las iglesias locales. Si no tienen las iglesias locales, no tienen la iglesia. Si no tienen la iglesia local, no pueden tener la iglesia universal, porque la iglesia universal está compuesta de todas las iglesias locales. (The Conclusion of the New Testament, Mensajes 189-204, pág. 2150)

El hermano Lee explícitamente igualó las iglesias locales con el Cuerpo de Cristo muchas veces. Lo siguiente es sólo un ejemplo:

Quizás usted piense que su iglesia local no tiene nada que ver con otras iglesias ni debe estar vinculada a otras iglesias. Pensar de este modo hace que su iglesia local se aísle y no forme parte integral del Cuerpo de Cristo. En todo el universo, el Cuerpo es único. Existen miles de iglesias locales; no obstante, hay un solo Cuerpo. Todas las iglesias locales conforman la iglesia universal, la cual es única, el único Cuerpo de Cristo. (Entrenamiento para ancianos, libro 11: El ancianato y la manera ordenada por Dios (3), pág. 130)

En un mensaje del libro The Conclusion of the New Testament [La conclusión del Nuevo Testamento], que él introduce como "el asunto crucial de la comunión entre las iglesias", el hermano Lee comienza su comunión diciendo:

Al considerar la comunión entre las iglesias, necesitamos darnos cuenta que las iglesias son el Cuerpo de Cristo. Hay muchas iglesias, pero un solo Cuerpo. (The Conclusion of the New Testament, Mensajes 189-204, pág. 2177)

El hermano Lee también señaló que ser uno con el Cuerpo en la práctica quiere decir ser uno con todas las otras iglesias en el Cuerpo.

Las iglesias locales, sin embargo, no deben ser autónomas de una manera independiente debido a que ellas son el único organismo del Dios Triuno procesado que se dispensa. Si la iglesia en Anaheim declarase que es una iglesia local independiente de otras iglesias y no le importara las demás iglesias, la iglesia en Anaheim de inmediato llegaría a ser una secta. Una iglesia local tiene que mantener la unidad con todas las demás iglesias del Cuerpo. (The Practice of the Church Life according to the God-ordained Way, pág. 45)

Al hablar de las iglesias en el recobro del Señor como el aspecto práctico del Cuerpo, el punto básico tanto en el hablar del hermano Lee como de Minoru es que todas las iglesias en el recobro del Señor deben tomar cuidado del sentir del Cuerpo al cuidar del sentir de todas las otras iglesias en el recobro del Señor. Tal entendimiento es consistente con la enseñanza y práctica en el recobro del Señor por más de ochenta años. Es terrible que este hermano disidente se haya sentido en libertad de cambiar el hablar del hermano Lee para que concordara con su propio concepto y para atacar a los colaboradores.

Aún si uno aceptara la premisa errada del disidente de que la conjunción "y" debería ser añadida al hablar del hermano Lee, el hecho de que el hermano Lee haya enseñado con claridad que cada iglesia local se debe conducir como parte de un solo Cuerpo y que sólo debiera hacer cosas que pudieran tener el "respaldo del recobro" permanece. No hay base alguna en el ministerio del hermano Lee para decir que las iglesias locales deben buscar el respaldo de las divisiones de la cristiandad y no hay base alguna en su ministerio para justificar la actividad independiente de una iglesia local. Por el contrario, sus palabras claras, tanto aquí como en cualquier otra parte, son que cada iglesia local debe tomar cuidado del sentir del Cuerpo a través de cuidar del sentir de las otras iglesias en el recobro.

¿Por qué están Titus Chu y el autor de este artículo en la Internet esforzándose tanto para socavar tal salvaguarda para todas las iglesias? No se debería engañar a los santos para que piensen que esto no concierne a una carga genuina por defender la verdad. Estos disidentes simplemente buscan negar el significado claro de las palabras del ministerio del hermano Lee para poder evadir su significado. Hacen esto sabiendo que las iglesias de su área han sido influenciadas por el hablar de algunos, incluidos ellos dos, para practicar un número de cosas con las cuales las iglesias como un todo y los colaboradores por toda la tierra no están de acuerdo. De esta manera ellos buscan evitar la carga del hermano Lee de tomar cuidado por el sentir de las otras iglesias, que fue también claramente el tema del hablar del hermano Minoru.

El artículo de la Internet acusa a Minoru de ser elitista cuando Minoru dijo: "el Cuerpo equivale al recobro", ignorando las palabras explícitas de Minoru de que "el Cuerpo místico de Cristo incluye a todos los creyentes, todos los redimidos en tiempo y espacio" y que él estaba hablando en términos del aspecto práctico de conocer el sentir del Cuerpo. En realidad, es elitista y exclusivo decir que una iglesia local no necesita respetar el sentir del Cuerpo expresado a través de las otras iglesias locales o a través de aquellos que representan al Señor como los colaboradores del ministerio del Señor. Es también contrario a la enseñanza de los apóstoles en el Nuevo Testamento como nos ha sido mostrado por el ministerio de Watchman Nee y Witness Lee.

Las "artimañas de los hombres"

El tipo de deshonestidad exhibido por el escritor del artículo disidente en la Internet al manipular el ministerio del hermano Lee es exactamente lo que Pablo quiso decir cuando habló de las "artimañas de los hombres" en Efesios 4:14.

Ef. 4:14 - Para que ya no seamos niños sacudidos por las 2olas y zarandeados por todo 3viento de enseñanza en las 4artimañas de los hombres en astucia, con miras a un 5sistema de error.

Nota 4:142 - Las olas levantadas por los vientos de diferentes enseñanzas (1 Ti. 1:3-4), doctrinas, conceptos y opiniones fueron enviadas por Satanás para seducir a los creyentes a fin de desviarlos de Cristo y la iglesia. Es difícil que los niños en Cristo las disciernan. La única manera de escapar de las olas que se levantan por los vientos, es crecer en vida, y la manera segura de crecer en vida es permanecer en la vida apropiada de iglesia, con Cristo y la iglesia como protección.

Nota 4:143 - Cualquier enseñanza, aunque sea bíblica, que distraiga a los creyentes de Cristo y la iglesia, es un viento que desvía a los creyentes del propósito central de Dios.

Nota 4:144 - La palabra griega que se traduce artimañas se refiere a las trampas que hacen los jugadores de dados. Astucia denota los trucos empleados por los tahúres. Las enseñanzas que llegan a ser vientos, alejando a los creyentes de la línea central de Cristo y la iglesia, son engaños instigados por Satanás en su sutileza, con las artimañas de los hombres, a fin de frustrar el propósito eterno de Dios, el cual es edificar el Cuerpo de Cristo.

Nota 4:145 - Las enseñanzas divisivas son organizadas y sistematizadas por Satanás para causar errores serios y así dañar la unidad práctica de la vida del Cuerpo. Las artimañas vienen de los hombres, pero el sistema de error viene de Satanás y está relacionado con las enseñanzas engañosas que son diseñadas por el maligno para distraer a los santos, alejándolos de Cristo y de la vida de iglesia.

Conclusión

Hay un patrón consistente en el comportamiento del autor del artículo disidente. Él busca puntos en los mensajes de los hermanos que ministran que pueda arrancar de contexto con el propósito de distorsionar su significado y entonces discute con el señuelo que erige con el objeto de distraer a los lectores de la sustancia de peso de la comunión de los hermanos y de esa manera socavar la carga del Señor expresada a través del ministerio. Que Titus Chu apruebe ese tipo de distorsiones debe de alarmar a los santos en el recobro del Señor. Nuestra esperanza es que los santos en el recobro del Señor no sean zarandeados por estos vientos de enseñanza, que proceden de astucia en las artimañas de los hombres, sino que se apeguen a la vida de iglesia en el terreno local en completa comunión y cuidado por todas las otras iglesias que son la expresión práctica del Cuerpo de Cristo en la tierra hoy.


Nota:

1 La frase "ir más allá de lo que ha sido escrito" proviene de 1 Corintios 4:6; en realidad se aplica a las palabras de Pablo a los creyentes Corintios en los capítulos precedentes. No queremos implicar con esto que las palabras de nuestro hermano sean equivalentes a las Escrituras. Simplemente seguimos el ejemplo de este escritor disidente al aplicar esta expresión a la distorsión que hace del ministerio del hermano Witness Lee para plantear una enseñanza extra-bíblica.